Codependencia
La Codependencia | CODA

Codependencia

¿Que es la Codependencia?

La codependencia es una condición psicológica caracterizada por una inapropiada y excesiva preocupación hacia otra, u otras personas, así como una necesidad de control sobre el comportamiento de las mismas, suele ir acompañada de una negación inconsciente de las emociones propias, y una distorsión de la realidad.

En el libro Co-dependency, An Emerging Issue, Robert Subby y John Friel escribieron:

“originalmente se usó para describir a la persona o las personas cuyas vidas se veían afectadas como resultado de su relación cercana con alguien que tiene una dependencia química. El cónyuge o hijo o amante codependiente de alguien químicamente dependiente era visto como una persona que había desarrollado un patrón para contender con la vida que no era sano, como una reacción hacia el abuso del alcohol o de las drogas que hacía otra persona”

La codependencia se traduce de esta manera en una incapacidad del que la padece de mantener relaciones sanas y nutricias consigo mismo y con los demás. El codependiente vive controlado por la conducta de otra persona y al mismo tiempo le obsesiona controlar al otro.

Con frecuencia, la conducta codependiente tiene su origen en la infancia. Aunque en todas las familias existe cierta disfuncionalidad en mayor o menos medida, ocurre que a menudo, las personas codependientes, arrastra el trauma de algún tipo de triangulación familiar, abandono, abuso o histórico de adicciones por parte de los progenitores.

Los codependientes creen que sus valores como personas dependen de la opinión de los demásDan más importancia a los demás que a ellos mismos. Se crean un yo falso, puesto que en realidad no son conscientes de quiénes son y están tan desconectados de sus propios sentimientos, que asumen la responsabilidad por las acciones de los demás.

Se avergüenzan por lo que hacen otras personas y se toman las cosas de una manera personal. Invierten una enorme cantidad de energías en mantener una imagen o un estatus para impresionar porque su autoestima es muy baja, ya que depende del valor que los demás le otorgan.

En todas las familias existe cierta disfuncionalidad en mayor o menor grado. A menudo las personas codependientes han sido objeto de algún tipo de abuso físico o verbal, o sufrieron el abandono de uno de sus padres o de ambos, ya sea físico o emocional, generando las conductas de inadaptación, compulsión, y obsesión que aprendieron de niños, de alguno de los miembros de la familia, o para poder sobrevivir en un ambiente de tensión emocional (abandono de los progenitores, alcoholismo u otra adicción de un miembro de la familia, abuso sexual o de otro tipo de adicción, enfermedad crónica de un familiar, pobreza, marginación, variación en los roles naturales de cada miembro de la familia etc…)

Se observa que, en muchos casos, los hijos de adictos, terminan iniciando una relación emocional con otros adictos, sin que esta decisión se dé, de manera consciente. Se observa claramente en estos casos, que la codependencia tiende a reproducir y perpetuar los comportamientos disfuncionales que se aprendieron durante la infancia.

Patrones de Conducta Codependencia:

  • Falta de autoestima.
  • Dificultad a la hora de tomar decisiones.
  • Extrema dureza en el juicio de sí mismos (No se perciben como suficientemente capaces, buenos)
  • Al mismo tiempo, coexiste en ellos la falta de autocrítica (Hay una percepción de uno mismo como desinteresado hacia el otro)
  • Incapacidad para reclamar a la otra persona sus necesidades o deseos,
  • Valoración excesiva de la opinión que tienen los demás de sus pensamientos, sentimientos y actitudes, por encima de la suya propia.
  • Necesidad de control (Muchas veces consideran al otro incapaz de cuidar de sí mismo)
  • Generan resentimiento cuando la otra persona no acepta sus indicaciones, ayuda o consejos acerca de cómo ha de comportarse o qué pensar y sentir.
  • Son extremadamente complacientes con los demás
  • En ocasiones el sexo se convierte en moneda de cambio para conseguir aprobación.
  • Están dispuesto a anteponer sus valores y su integridad para evitar el rechazo o el enfado de la otra persona.
  • Sensibilidad exacerbada frente a los sentimientos ajenos.
  • Necesidad de sentirse indispensables en todas las relaciones que mantienen.

De esta forma la codependencia se manifiesta en una forma de control de los demás, a través del descubrimiento de los puntos débiles del prójimo y el afán de beneficiarse de cierta manera de los mismos, al tiempo que conlleva un deterioro de la propia percepción y una incapacidad para gestionar los propios límites.

En esta situación, el codependiente derrocha su energía buscando de forma consciente o no, estrategias que le permitan mantener una determinada situación.

La sobreprotección, se convierte en una forma de control enmascarado.

La seducción en un instrumento de manipulación.

Algunas personas usan la enfermedad para lograr lo que quieren.

En ocasiones se controla a través de la crítica, de la culpa, o con las expectativas que tenemos sobre las personas y la obligación que generamos en ellas de cubrir esas expectativas.

El dinero, la violencia física o la agresión verbal, el chantaje, la mentira, todo sirve al codependiente para tratar de salirse con la suya y conseguir que el prójimo le necesite.

En la codependencia el control se antepone al autocontrol, los propios sentimientos se devalúan, pero a un tiempo, se hace lo mismo con los sentimientos y la voluntad ajena, restando voluntad al otro y quitándole su responsabilidad en sus actos y decisiones.

La reacción frente a los sentimientos de los demás y hacia los propios, suele ser exagerada. Se reacciona con coraje, con culpa, con vergüenza, con preocupación, con dolor, con control, con depresión, con desesperación, con furia, con miedo y con ansiedad.

Se reacciona tomando el comportamiento de los otros como reflejo de nuestra propia valía, y cualquier cosa que difiera de lo que el codependiente piense o decida se toma como ofensa personal.

De esta forma, en la medida que el codependiente reacciona a las respuestas de otros, victimizándose o victimizando al prójimo con sus actitudes, se des responsabiliza de sus propias acciones, permitiendo al otro que determine su felicidad o infelicidad y perdiendo con ello cualquier capacidad de sentirse libre.

Comó Superar la codependencia:

  • Reaprender a poner límites.
  • Reorientar el afán de cuidado ajeno hacia nosotros mismos en primera instancia.
  • Dejar que los demás se responsabilicen de sus propias vidas en invertir más tiempo y energía en uno mismo en lugar de hacerlo en otra persona.
  • Distinguir entre apoyar y entrometerse y tratar de resolver los problemas a personas que son capaces de resolverlos por sí mismos.
  • Reaprender a ayudar “dejando de ayudar.
  • Identificar los patrones malsanos de codependencia en la familia que mantienen en pie las conductas malsanas que se quieren evitar.

Información Relacionada

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *