Dejar-la-Cocaína
Dejar la Cocaína

La cocaína es una substancia que actúa como psicoestimulante del sistema nervioso central y tiene un alto potencial adictivo. Entre otros factores, esta capacidad de la cocaína para generar adicción proviene de que, entre sus principales efectos, la cocaína bloquea de forma radical los recaptadores de dopamina, por lo que aumenta la liberación de esta sustancia en el cerebro. La dopamina es un neurotransmisor relacionado estrechamente con el sistema de placer y recompensa del cerebro. Por tanto, esta gran liberación de dopamina que provoca el consumo de la cocaína, la convierte en una droga muy adictiva.

Esta estimulación que provoca el uso de cocaína proporciona una elevada sensación de bienestar y elimina sensaciones de malestar. Sin embargo, después del efecto de la cocaína que dura entre 15 y 60 minutos, el bienestar desaparece y da lugar a un estado totalmente opuesto, con efectos secundarios como: malestar y disminución del estado de ánimo.

Esto hace que el funcionamiento de nuestro cerebro se modifique y que solo funcione correctamente si le administramos cocaína, por lo que si tenemos está sustancia al alcance la consumiremos para eliminar el malestar que nos produce no consumirla.

El efecto de esta droga sobre el organismo es muy potente, y nuestro cuerpo desarrolla una tolerancia a la sustancia de una forma muy rápida, lo que provoca que, al consumirla con asiduidad, se deba aumentar la dosis de manera paulatina para poder conseguir los efectos deseados. Es precisamente esto lo que genera, con el tiempo, una enorme dependencia.

Veneno Drogas

No obstante, la adicción a esta substancia se puede superar.

Para ello, es de mucha utilidad que conozcas sus efectos negativos:

Aunque la cocaína, en un primer momento hace que quien la consume se sienta eufórico, con mucha energía y en situación de alerta permanente, ya que disminuye la necesidad de dormir, conforme aumentan las dosis consumidas hay otros síntomas que hacen su aparición, tales como comportamientos agresivos, o irritabilidad, que se agudizan durante el síndrome de abstinencia, esto es, durante los periodos en los que no se toma esta sustancia.

Además, la cocaína causa importantes problemas de salud:

  • Accidentes cerebrovasculares o ictus.
  • Hemorragias y perforación nasal, y pérdida de olfato.
  • Alteraciones del ritmo cardiaco e incremento del riesgo de infarto.
  • Daño pulmonar permanente.
  • Úlceras digestivas, perforación de estómago y necrosis intestinal.
  • Insuficiencia renal.
  • Infecciones graves, como la hepatitis o el VIH, cuando se consume por vía intravenosa.

 

CONSEJOS PARA ABANDONAR EL CONSUMO DE COCAÍNA

  • No eludas o minimices el problema.
  • Haz una lista con las ventajas y desventajas que te aporta el consumo de esta droga y guardarla para los momentos de dudas.
  • El primer paso para superar la adicción a la cocaína es reconocer de manera abierta la adicción y estar dispuesto a pedir y recibir ayuda para conseguirlo.
  • Tan importante como el apoyo profesional es contar con el apoyo de las personas más allegadas.
  • La desintoxicación de cualquier droga incluye cambiar hábitos de vida y ambientes (evitar acudir a los lugares en los que habitualmente consumías) y recuperar valores perdidos.
  • Afronta el verdadero motivo del consumo y conciénciate sobre los factores de riesgo (cuándo consumes, dónde, con quién y en qué momentos).
  • Aprende a controlar los pensamientos de consumo y centra tu atención en otras actividades (pasear, leer, hablar con algún amigo o familiar que no consuma…).
  • Reflexiona sobre cómo sería tu vida sin drogas y aprende a marcarte retos para lograrlo.
  • No eludas o minimices el problema.

 

Información Relacionada

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *