Centros-Adicciones-Spain
Tratamiento Holístico Adicciones | Los mejores Centros Adicciones España

¿Qué es el tratamiento Holístico?

Las terapias holísticas siguen métodos de sanación en los que se considera al individuo a tratar como un todo. Es decir, se tienen en cuenta todos los aspectos del individuo: emocional, espiritual, social y ambiental.

Tradicionalmente en occidente, se han considerado lo físico y mental de forma aislada, pero esta concepción ha ido cambiando, al comprobarse que, en el equilibrio y la salud, hay que tener en cuenta al ser humano de forma integral, y no únicamente tratar los síntomas.

La terapia holística en el proceso de recuperación de las adicciones.

En muchos casos, los adictos acuden al médico y a las terapias farmacológicas buscando una solución a su problema, en muchos casos, los síntomas pueden llegar a controlarse. Sin embargo, esta visión trata la adicción como si fuera algo ajeno al adicto, cuando en realidad es que en la adicción intervienen las circunstancias personales, los bloqueos emocionales o mentales, los hábitos de vida inadecuados etc.… que acaban desequilibrando al individuo y llevándolo a la adicción.

Afrontar este problema tomando al individuo como un “todo” posibilita cambiar el estilo de vida, resolver los bloqueos emocionales, cambiar patrones mentales o afrontar el vacío existencial, haciendo mucho más difícil que se produzcan recaídas.

La recuperación de las adicciones mediante la terapia holística, trata de abordar al individuo de manera integral, para que pueda superar su adicción mejorando no solo sus síntomas físicos, sino también su salud emocional, mental y sus circunstancias ambientales y vitales.

Hace tiempo, los tratamientos para hacer frente a las adicciones, estaban fundamentados en el tratamiento de los síntomas físicos relacionados con la adicción, en el empleo de fármacos o simplemente en tratar de eliminar los hábitos adquiridos en relación a la adicción.

Esta es una visión muy limitada acerca de la verdadera problemática de una persona adicta ya que, si aquellos factores sociales, emocionales o mentales que llevaron a la adicción a esta persona no se resuelven, es mucho más probable que se produzca una recaída.

La terapia holística trata de proporcionar una guía a la persona con el problema de adicción, para que, por si misma, descubra de qué manera se introdujo en la adicción y de qué forma sus decisiones, sus elecciones y sus reacciones pueden ayudarles en momentos futuros.

Mediante la terapia holística, el paciente descubre cual fue el desencadenante de su adicción, y todos los factores que contribuyeron a la misma, mientras adquiere los conocimientos necesarios para evitar posibles recaídas, a resolver los conflictos que puedan presentársele y a planificar objetivos futuros que le mantengan alejado de su adicción desde la toma de responsabilidad y la consciencia.

La terapia holística combina tratamiento médico convencional con otro tipo de terapias psicológicas y alternativas, complementarias a este. En ocasiones se incluyen actividades como la meditación, el yoga, el asesoramiento, el masaje, el ejercicio etc. Para ayudar a la persona que padece la adicción a sobrellevar la ansiedad y a reconectar con su interior, tanto mentalmente como emocionalmente.

En la rehabilitación de las adicciones se tienen en cuenta los siguientes planos de la persona:

  • Físico:

Se realiza un seguimiento médico y se tienen en cuenta todos los componentes físicos derivados de la adicción. Se prescriben fármacos, en caso de ser necesarios, y se cuidan el sueño, la alimentación, el ejercicio físico etc.…

  • Mental:

En la recuperación de cualquier adicción la salud mental es prioritaria. Hacer frente a la ansiedad, el estrés, la depresión o los cambios psicológicos que se producen en las diferentes etapas de la recuperación es de vital importancia para la misma.

  • Emocional:

En cualquier tipo de adicción, hay una alteración del desarrollo emocional y del manejo de las emociones. El tratamiento holístico, tiene en cuenta esta parcela, de vital importancia a la hora de afrontar una recuperación satisfactoria, se trata de llevar el desarrollo emocional del paciente y de su entorno, a un estado de madurez emocional que facilite su recuperación y evite las recaídas.

  • Espiritual:

Antes, durante y tras la etapa de adicción, todos los valores del adicto se ponen en entredicho. La espiritualidad, mucho más allá de cualquier creencia o fe, está orientada a conectar con nuestras propias convicciones y a facilitar la comprensión de las circunstancias que han facilitado la adicción. Esa fuerza interna que lleva al adicto a actuar de forma nociva o beneficiosa para sí mismo.

Información Relacionada

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *